Contacta con nosotros
  • Español
  • English

¿POR QUÉ ELEVADORES DE BANDA? / MODELO EBFT DE ASSEMBLY

Introducción

Con los diferentes tipos de sistemas de cintas transportadoras, los materiales a granel se pueden transportar de forma horizontal, inclinada e incluso vertical.

El ángulo de inclinación de las cintas transportadoras está limitado por las propiedades del material a granel que vayamos a transportar. Los ángulos de inclinación máximos de las cintas transportadoras convencionales varían desde un máximo de 20º con bandas lisas, ó de 30° a 32° si se puede usar una banda nervada, pero siempre dependiendo del material transportado.

Para ángulos de inclinación mayores de 32º y transporte vertical, se utilizan cintas transportadoras con tacos más grandes y fuelles laterales flexibles. Este tipo de transporte es bien conocido por ASSEMBLY Conveying Systems en su modelo EBFT o Elevadores de banda con Fuelles y Tacos.

Para superar una determinada altura, los sistemas de transporte con ángulos de inclinación limitados de 20º
a 33º, requieren una estructura de celosía reforzada, pasarelas de mantenimiento, cubiertas superiores, tensores de contrapeso con plataformas, …
Con los sistemas de transporte verticales EBFT, la longitud del transportador se reduce a la altura de elevación, más la longitud de los tramos horizontales inferior de carga y superior de descarga.

En la trayectoria vertical de elevación y dependiendo del proyecto, se podrían incluso evitar las estructuras de apoyo y rodillos de apoyo. Para esto, ambas cabezas deberían de estar perfectamente fijadas y asegurar que la parte vertical no sufre desvíos causados por ejemplo, por el viento. En comparación con las instalaciones convencionales horizontales o inclinadas, se produce un ahorro en el espacio requerido (área de superficie) y una reducción consecuentemente, en el coste de la inversión.

Principios Operacionales

La carga del material a granel se realiza normalmente en la parte horizontal inferior, donde la banda está apoyada sobre rodillos de impacto que amortiguan la caída del producto sobre la banda. Esta carga se transfiere normalmente desde una tolva de stock, un transportador convencional, vibradores electromecánicos que aseguran una uniformidad de flujo de material,…. 

La selección de una carga optima depende de las características y propiedades del material a granel y sus diferentes granulometrías, así como de la velocidad designada y calculada para cada proyecto. 

Tras la zona o zonas de carga, las poleas de inflexión inferiores desvían la banda hacia la zona vertical de elevación de producto. Ambos ramales, el de elevación y descenso de la banda sin producto, pueden diseñarse para estar totalmente cerrados o carenados, siendo las estructuras verticales calculadas y diseñadas acordes a la necesidad de cada proyecto.  

La zona vertical de carga, deriva en una nueva curva de inflexión compuesta por rodillos/tambores calculados para altas cargas y esfuerzos. Estos rodillos/tambores sufren una alta carga a pesar de que las tensiones se descomponen hacia la vertical y horizontal del elevador.

Una vez el material se ha descargado en la zona superior horizontal, la banda retorna para buscar la inflexión que la derive de nuevo a la vertical de descenso. En esa zona de tránsito hasta el desvío y dependiendo de las características del material, se colocan unos tambores sacudidores no motorizados, los cuales golpean de forma continua la base de la banda para ayudar a su limpieza y desprender de los fuelles laterales, el material que haya podido quedarse adherido a ellos.

El material que desprenden estos tambores sacudidores, bien puede desviarse directamente a la canal de descarga o en caso de que esa zona horizontal sea de una longitud relevante, puede ser necesaria la instalación de un pequeño y sencillo transportador que recoja esos rechazos y los introduzca en la canal de caída.

Es interesante conocer, que estas bandas tienen una alta estabilidad y resistencia transversal, incorporando un refuerzo textil o de acero. Las bandas se fabrican con paredes laterales flexibles de caucho vulcanizado reforzado, fuelles, en alturas de 40 a 630 mm. La flexibilidad del fuelle lateral es necesaria para que la banda se adapte perfectamente en el perímetro de las ruedas de inflexión, tambor motriz, tensor y tambores de desvío. 

Para un transporte inclinado o vertical, las bandas están provistas de tacos transversales. Los fuelles
laterales y los tacos, están vulcanizados a la banda base y a su vez fijados entre ellos mediante tornillería, resultando un segmento de transporte cerrado y resistente, donde los tacos pueden reemplazarse de forma sencilla. Este tipo de fabricación garantiza el transporte sin problemas de todo tipo de material a granel, tanto en sus zonas horizontales como verticalmente.

Debajo se pueden ver los principales cálculos teóricos para diferentes alturas de tacos y su paso, fuelles,….dependiendo de la inclinación y de los tamaños del material a transportar.  

Conclusiones

En todas las áreas de transporte de materiales a granel, es muy importante prestar especial atención a la
relación coste/beneficio. Esto se aplica igualmente a la inversión de capital y al coste continuo de operación y mantenimiento. La manipulación y el transporte de materiales a granel en la actualidad requieren una operación ecológica, libre de polvo y silenciosa, así como un alto grado de fiabilidad funcional.

Por qué optar por un Transportador EBFT (Elevador de Banda Fuelles y Tacos)

Las principales razones para utilizar este tipo de transportadores en la elevación de materiales a grandes alturas, en lugar de los convencionales o elevadores de cangilones, puede resumirse en estos conceptos: 

  • Menor consumo de potencia.
  • Instalación y montaje más rápido.
  • Menor tiempo de inactividad.
  • Mantenimientos menos costosos.
  • Sin zonas de transferencia.
  • Adaptabilidad a todo tipo de proyectos, ángulos, alturas,….
  • Trabajan igual que los transportadores convencionales respecto a capacidades, granulometrías, etc.
Superior